El derecho de votar fue negado para muchas personas en este país por mucho tiempo. 

En el año 1870, la decimoquinta enmienda de la constitución de los Estados Unidos prohíbo que los estados le negaran el derecho de votar a los hombres en base de "raza, color de piel, o condición de servidumbre anterior." Sin embargo, en las décadas que siguieron, varias prácticas de discriminación fueron usadas para prevenir a los afroamericanos, particularmente los del sur, a ejercitar sus derechos de votar.

No fue hasta 95 años después en el año 1965 que la ley de derechos de voto fue aprobado, por fin prohibiendo estas prácticas de discriminación. 

Sign Up for E-News

Las mujeres no tuvieron el derecho de votar hasta el 18 de Agosto, 1920. La decimonovena enmienda de la constitución de los Estados Unidos les otorgo a las mujeres Americanas el derecho de votar, un derecho llamado el sufragio de las mujeres que por fin termino casi un siglo de protesta.

Pero para las mujeres afroamericanas, este derecho de votar no llego hasta los años 1960s. 

Yo menciono esto, no para recordarnos de memorias desagradables, pero para recordarnos que no debemos aprovechar esta oportunidad de votar por sentado. Tenemos el poder de influenciar el gobierno de este país y nuestra comunidad.

Hoy en muchas partes del mundo todavía hay personas que no pueden participar en el proceso democrático de votar. Es un privilegio que no debemos malgastar o tomar ligeramente. 

El martes, cinco de junio, tenemos la oportunidad de ejercitar este privilegio otra vez y elegir líderes locales. No estoy aquí para influenciar a sus decisiones de votar, pero para simplemente recordarles que voten.

Creando Un Plainfield, Un Futuro